Heure creuse


A cette heure creuse l'énergie ne coûte
que le tiers du plein. La joie de vivre
à moindre frais éclaire un instant ce qui
s'agite. Le deux pièces d'une mansarde
est d'un chant citadin et l'on ne se voit
qu'en des instants de crise lorsque le mot
est bradé et la peine reléguée.

Extrait de Poupée russe.

Dans la revue Acantilados de papel

Selección poética de Fabrice Farre


1. Sin título
Dime lo que piensas (me pregunto), mientras
se ilumina la Pirámide. La memoria no es ni
un museo, pero la visito cada día en cada hora;
no tiene cuadros tampoco, pero sigo viendo
las líneas de esas caras, en las del tiempo.
Pues, el vidrio claro en el cielo de París tiene
toda la voluntad de erguirse en tu vida, y
hablo sin abrir la boca (mirándote), hijo.

2. Tú, ciudad.
El nombre que tienes, el que perdí
bajo un bateau-mouche,  la noche que llevas
en los lomos de piedra romana, la hora
que busco en esa edad de diez por dos más cinco (creo).
El hombre pasa, es el que fui por supuesto, subiendo
la calle Genova de Chantilly, donde una loca toca el acordeón,
diciendo y repitiendo que iba a huir el que está en su casa
pero no el que vive ahora, en este dormitorio donde no hay
ni agua, ni barco, sino la canción del nombre exacto del descamino.